Por qué mi compañerito de vida huele mal
Picture of Skypets Crematorio

Skypets Crematorio

El mejor crematorio de mascotas en Nuevo León.

¿Por qué mi compañerito de vida huele mal?

Hay que tener una cosa clara, los lomitos huelen a perro. Emiten secreciones olorosas, con un olor particular, que son muy necesarias para comunicarse entre ellos.

Las zonas que más huelen son las orejas, el ano y las almohadillas de las patas, por lo que a veces un simple cepillado o un baño pueden solucionar el problema.

Otras veces el olor se vuelve insoportable y puede ir acompañado de otros problemas que son síntoma de alguna enfermedad.

A continuación, te compartimos algunos datos sobre las zonas que más olores emanan en nuestros lomitos:

Glándulas anales.

Puede ser que tu compañero peludo tenga un problema con sus glándulas anales y por eso emite ese olor tan desagradable. Estas glándulas son unas bolsas ubicadas a ambos lados del ano que expulsan un líquido aceitoso y muy oloroso, que sirven para facilitar la expulsión de las heces y para comunicarse entre ellos.

A veces, cuando ese líquido no se vacía bien y se acumula puede emitir un olor más intenso y desagradable, además de provocarle dolor e, incluso, infecciones. Notarás como tu lomito arrastra el trasero insistentemente y se lame la zona para calmarla.

Higiene bucal.

Al igual que las personas, los lomitos deberían tener una correcta higiene bucal para evitar problemas. Cuando no se lleva a cabo nuestro amigo peludo puede tener halitosis causada por acumulación de sarro y puede, incluso, llegar a tener una infección.

Un mal aliento también puede ser síntoma de otros problemas más graves como diabetes o problemas gastrointestinales, entre otros.

Otitis.

La otitis canina es una enfermedad muy común y es fácilmente detectable, ya que el lomito sentirá molestias que intentará calmar rascándose la oreja con insistencia o sacudiéndola constantemente. Además, tendrá los oídos más rojos de lo normal y puede presentar mucha cera e incluso secreción de pus.

Cuando empezamos a notar mal olor en sus oídos significa que la otitis está muy avanzada. Es importante no llegar a este punto y tratarla antes para evitar problemas mayores, como sordera.

 

Infecciones en la piel.

Si nuestro amigo peludo no tiene otitis y tiene una correcta higiene dental entonces, ¿por qué huele mal? La respuesta puede ser que tenga alguna enfermedad en la piel y no nos hayamos percatado.

Algunas infecciones bacterianas o alergias pueden provocar un olor fuerte, pero, además, notaremos que el nuestro amigo tiene molestias, como ardor, comezón y picores. Si crees que puede existir algún problema en la piel no dudes en visitar al veterinario lo antes posible.

Gases.

A veces no se trata de que nuestro amigo huela mal, sino de que tiene muchas flatulencias. Esto puede estar causado por una mala alimentación o por algún problema estomacal o intestinal. Si nuestro lomito se tira demasiados pedos es importante ponerle remedio para que la acumulación de gases no le provoque una torsión de estómago.

Aseo.

A los lomitos hay que bañarlos, al menos, una vez al mes para que estén aseados y sanos. Además, hay que cepillarlos regularmente para eliminar el polvo y la suciedad que puede causar mal olor. Piensa que un pelo enredado y lleno de nudos atrapará mejor las sustancias que provoquen un hedor desagradable.

No obstante, recuerda que, aunque nos encante que nuestro amigo huela a champú, no debemos bañarlo en exceso. A no ser que sea un olor exagerado no hay de qué preocuparse, ¡es el olor natural a perro!

COMPARTIR

Déjanos un comentario, con gusto responderemos.

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?